Descubrir otras variantes del póquer


Si empieza a estar cansado del póquer Hold’em, es hora de empezar con otras formas de póquer. Las variantes del póquer pueden ser muy diferentes y se sorprenderá de ver que algunas de ellas no se parecen en nada al póquer que usted conoce. El póquer es el juego de cartas en el que usted puede ganar más dinero. A nivel de popularidad sólo el Blackjack le podría hacer frente. Entonces ¿por qué y cómo lanzarse a una forma diferente de póquer?

Variantes a descubrir

Contrariamente a lo que se piensa, no se trata de jugar al mismo juego de una manera un poco diferente. Numerosas variantes del póquer son particularmente originales y no le darán la impresión de que está jugando al mismo juego. El Omaha es ciertamente la variante más conocida. Al contrario que en el Hold’em los jugadores disponen de cuatro cartas privadas. El jugador deberá seleccionar dos para poder realizar una combinación con las cinco cartas disponibles en el tapete de juego. Esta puede ser una buena alternativa al Hold’em, siendo el número de posibles combinaciones particularmente importante. Esto hace el juego más dinámico.

Otro clásico es el Stud a 7 cartas. En este son las previas las que permiten al bote formarse al comienzo del juego. Al contrario que en el Omaha y el Hold’em no son tres sino cinco turnos de apuestas las que tienen lugar. Las partidas son pues más largas y las ocasiones de ir al tapete más importantes. Pero algunas variantes son más originales. Como el dice poker, en el que no se juega con cartas. Son los dados los que deben ser tirados por cada jugador. Esto cambia claramente el reparto, puesto que no se trata de realizar la mejor combinación, sino que hay que completar una ficha de puntuación. Una especie de Yams adaptado al póquer.

Juegue de una manera totalmente nueva

Igual que al Hold’em usted podrá jugar a la mayor parte de las variantes del póquer en su sala de juego habitual. Cada vez más jugadores deciden participar en estas formas de póquer para descubrir nuevas experiencias de juego. Algunas variantes se juegan directamente contra la banca como el Blackjack. Si quiere cambiar de juego pero sin perder el atractivo que representa el póquer, fíjese en las variantes que tiene a su disposición.

Aprender a jugar a una variante de póquer no le tomará más que unos minutos y podrá descubrir una manera totalmente nueva de aproximarse al juego. Muchas salas de juego ofrecen hoy en día la posibilidad de jugar a otras reglas del póquer. Estas promociones especiales están cada vez más a menudo a su disposición para que pueda descubrir otra forma de poóker, aprende más en http://www.nopalitux.com/. Tómese tiempo para consultar estos y otros juegos que no harán más que insistir en su cariño por este juego de cartas. Además puede ganar miles de euros, así que ¡tiente a la suerte!

Esperamos que la lectura te haya sido de utilidad, ahora que te parece seguir conociendo un poco más sobre el mundo del póker, no te pierdas nuestros siguientes artículos que encontraras más abajo.